Martes de acción y aventuras

Martes de acción y aventuras

Música de fiambrería. Un policial verde.

por Apa Angeloni.

Martes. 20:30 de la noche. Por 18 de julio caminaban transeúntes en un tiempo más pausado que el de horario de oficina. Clima otoñal. Tránsito medio. Buena noche para ir al teatro. Sigo por 18, cruzó la calle Yí, a mitad de cuadra, como traído de otro lugar y dando un toque más pintoresco a la cuadra céntrica, un pizarrón con letras amarillas que dice “LA GRINGA TEATRO”. Entro. “Música de fiambrería” era la obra.

Un policial verde.

Al entrar a la sala ya nos espera uno de los personajes en el escenario. Nos mira, se arregla, es la anfitriona de su fiesta en su gran mansión en un barrio privado. La historia comienza a suceder, o ya estaba sucediendo y nosotros, el público ya estamos dentro.

Inspirada en “Zelig” película de Woody Allen (1983), la actriz pasa por tres personajes, que se ubican en tres ambientes bien distintos y que irán narrando la historia, desde distintos lugares, con distintas perspectivas, hasta llegar a un final inesperado.

La obra se sumerge en el mundo de las mujeres, el amor, el fracaso del mismo, los reencuentros, el engaño. Tres mujeres, una de la alta sociedad que se refugia en las fiestas, una mujer del interior que vive con su odiado marido en una pensión de Montevideo, una mujer sola que se refugia en su programa de radio homónimo de la obra.

De la risa al llanto, el público es conducido por distintas emociones, ambientes disímiles que en un punto se encuentran. Lucía Trentini nos conduce, nos lleva dulcemente, nos atrapa con su voz, en una tragicomedia que una vez que entramos no podremos salir hasta el final.

Una música carmesí.

La música, creada por Nicolás Rodriguez Mieres (quien también realizó la música de “Bienvenido a casa” del director Roberto Suárez e integrante de la banda Strudl Von Disphonic Orchestra) y Lucía Trentini es parte fundamental de la obra. Acompaña cada momento, nos endulza, nos conmueve, nos transporta a cada lugar.

La voz de la actriz es simplemente hermosa. La canción nos da indicios de la historia, el personaje es bello porque su voz nos lleva cual aroma de cocina de abuela. Ella dirige la música desde una pedalera que tiene en escena, la cuál esta tan integrada que no llegamos a percibir que es el mismo aparato en tres escenarios distintos. Read more…

Destacados